A veces

En el cotidiano, es frecuente toparme con injusticias de cualquier tipo. Desde las que nos transmiten pantallas de TV provenientes de otras latitudes del planeta, hasta las que suceden justo a nuestro paso por la banqueta.

Exigir y denunciar son dos derechos ciudadanos que han quedado sometidos al yugo del conformismo y la flojera por hacer nuestra parte para que el entorno sea un poco mejor.

Seré sincero, a veces a mí también me pasa, me trago las ganas de gritar irremediablemente sobre la necesidad de poner las cosas en su lugar y luego me viene el remordimiento sobre las oportunidades echadas a perder.

De un tiempo para acá, al ser consciente de lo anterior, me despierto con la motivación para contribuir con mi grano de arena para resolver lo que nos toque.

Crónica de un enojo frustrado pero no tanto

Esta mañana, monitoreaba el Centro de Control de la Secretaría de Vialidad, cuando una de las cámaras captó a uno de los llamados #TocinoDelDía, que ya me ha tocado ver en directo, en el cruce de dos importantes avenidas en pleno Centro de Guadalajara.

“Me iba a quejar de camioneta cómoda en Calzada y J Mina sin presencia de @VialidadJal pero ya llegaron a multar”

Me llamó la atención que la cámara llevara varios minutos enfocando al sujeto que invadía el carril derecho de la Calzada Independencia y ninguna autoridad se lo impidiera… justo hacía berrinche por eso cuando un agente vial apareció para levantar un folio… o al menos eso parecía.

Pese a multa, o amenaza de multa, 5 mins después no se mueve; baja pan para puestos ambulantes

Peor aún, a pesar de la llegada del elemento, unos instantes después la camioneta seguía en el sitio, y más aún: descubrí que el irrespetuoso conductor, se había detenido ahí para descargar panes para vender en el comercio informal que se instala en el sitio. Es decir, una  tras otra…

 

Finalmente, tras un cuarto de hora de ir y venir, el elemento de tránsito logró hacer que este sujeto y otro de una camioneta de pasajeros, se movieran del sitio para dejar fluir la circulación con normalidad

Al final, me queda la satisfacción de estar vigilante de lo que sucede en el lugar donde vivo, que no me pase de noche la violación de las normas que nos hacen sociedad y que al final de cuentas esos aspectos son remediables con la participación de todos.

Anuncios

Acerca de Sergio Rdgz

Periodista enamorado de lo que hace, de lo que le rodea, de la vida, de Ella... pero también ciudadano que se queja exige y piensa a modo de letras.
Esta entrada fue publicada en Lo de hoy (ayer), Vagancia citadina y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s