Un libro que se llame “Cómo decir ‘No’ para principantes’

“Pues dile que no y ya” responderán algunos amigos a nuestros dilemas sobre las decisiones más importantes de nuestra vida. Probablemente, nosotros mismos las hemos dicho a alguien más en un momento de no tener nada mejor para liquidar nuestro pasmo.

Como muchas cosas que se dicen, suena fácil. Pero hacer hecho el dicho puede costarnos varios insomnios y largas reflexiones circulares que muy a cuentagotas van abonando valor rumbo a la acción.

“Decir no es la palabra más importante que deben aprender”, dicen que se dice entre los asistentes a centros de rehabilitación de adicciones.

No obstante, lo anterior vale para todos, para que cojamos valor de donde podamos para ser capaces de decir NO, cuando así sea requerido.

En días pasados  debí tomar una de esas decisiones que te marcan en lo venidero y que en el momento de discernir quisieras que alguien te diera la fórmula para tomar la mejor decisión.

Hice la clásica lista de pros y contras, no fue fácil pero al final la opción que elegí me satisfizo.

Mi caso se trataba de una nueva oferta de trabajo, inesperada como la mayoría de las oportunidades, y aunque la manera en la que me hicieron el ofrecimiento disparó mi ego profesional, al final decidí (darme el lujo) de rechazarlo.

Escribo esto como el decreto de esa negativa, confiando (tal vez en demasía) en que la puerta que ahora dejo cerrar no quedará así para siempre.

Ya veremos… dijo el ciego… Ya sabremos si en unos años retomo estas letras para contarles más de mis futuras determinaciones.

“Hagas lo que hagas no serás el primero, ni el único, ni el último” J. Martínez. (Uno de los mejores consejos de mi vida en una de las primeras y más importantes decisiones de mi vida).

Acerca de Sergio Rdgz

Periodista enamorado de lo que hace, de lo que le rodea, de la vida, de Ella... pero también ciudadano que se queja exige y piensa a modo de letras.
Esta entrada fue publicada en YO-amarillo-YO y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un libro que se llame “Cómo decir ‘No’ para principantes’

  1. Un simple no, a veces es más fácil que atribuirse toda la carga o responsabilidad de hacer algo, frente a comprometerse y no saber cumplir…

    Quizá el problema no está en decir si o no, sino como dijo la palabra de Dios…

    Que tú sí sea un sí y tu no sea un no…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s