Desde la montaña

Como cuando caminamos por la sierra, subimos y bajamos, y de pronto paramos la marcha en lo alto de la montaña -que quizá no sea la más alta del total del recorrido, pero sí la más alta que hemos subido hasta ahora- y desde ahí volteamos la mirada para tomar aire y revisar lo andado…

Entonces tomo aire para gritar desde ahí que ¡TE AMO! Luego, con lo primero del nuevo aliento, te pregunto:

– ¿Le seguimos?

Sonríes y decidida respondes: -Seguimos-.

Nos abrazamos, te beso, tomo fuerte tu mano, te beso otra vez y ponemos la mirada al frente.

¡Vamos!

Anuncios

Acerca de Sergio Rdgz

Periodista enamorado de lo que hace, de lo que le rodea, de la vida, de Ella... pero también ciudadano que se queja exige y piensa a modo de letras.
Esta entrada fue publicada en Ella, YO-amarillo-YO y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s