Ella dijo

Me miraba. Y de repente Ella sonríe, me besó y dijo -Ya te estoy entendiendo-.

Luego de eso mi cabeza fue al cielo y regresó, mi mirada se dejó devorar por la suya y de lo mucho que sentí dejé de sentir.

Después, cuando pude sentir y pensar de nuevo, me di cuenta que era el hombre más feliz del mundo por lo menos en esos segundos.

 

Anuncios

Acerca de Sergio Rdgz

Periodista enamorado de lo que hace, de lo que le rodea, de la vida, de Ella... pero también ciudadano que se queja exige y piensa a modo de letras.
Esta entrada fue publicada en Ella, Palabras al aire, YO-amarillo-YO y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s