Lo que menos necesitamos

No son tiempos fáciles para nadie, los balances al primer semestre de 2009 dan cuenta que el “catarrito” fue un poco más allá de lo esperado. Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política en Desarrollo Social, 19.5 millones de mexicanos no pueden comprar siete cucharadas de frijoles, cuatro tragos de leche, media naranja, una zanahoria, un huevo y un tercio de lata de refresco al día (MUY RECOMENDABLE: EmeEquis – Julio 27 de 2009).

Tampoco son tiempos fáciles para los periodistas, en realidad el oficio nunca lo ha sido. Esta semana el hallazgo del cadaver de Juan Daniel Martínez Gil, me conmovió al igual que mis compañeros en la redacción y como siempre la sensación extraña de que en cualquier momento nos puede tocar…

En lo estrictamente personal, la semana pasada, padecimos (otra vez) los estragos de la delincuencia, esta vez no fue el celular ni la bicicleta, fue la cartera con 50 pesos y las identificaciones personales, cuyo valor de reposición superó diez veces la cantidad en efectivo robada. (Más sobre esto en la próxima entrega: “Útil“)

Como lo he comentado con mis cercanos, situaciones como esta enojan y aunque dejan una sensación de impotencia después se convierte, al menos para mi, en una motivación para seguir comprometidos en la construcción de una sociedad mejor. Desde todas las trincheras, desde mi experiencia personal, como ciudadano y desde lo profesional. El objetivo es el mismo: ser mejores.

***

Milagros Pérez Oliva, defensora del lector en el diario El País, escribe:

“Hacer buen periodismo nunca ha sido fácil. A los retos de siempre se añaden ahora otros nuevos, por las profundas transformaciones que vivimos (…) Ni siquiera sabemos cuánto tiempo va a durar el soporte papel, pero lo que sí sabemos es que el periodismo riguroso, honesto y fiable es más necesario que nunca”

“¿Cómo defenderse de la tendencia a la espectacularidad? ¿Hasta dónde es lícito llegar a la hora de ‘mostrar’ la realidad?”

Leer “Periodismo de calidad en tiempos de crisis”

Evidentemente, la respuesta a las interrogantes de Milagros Pérez Oliva y la forma de responder ante la realidad no lo es una portada como ésta:

Portada 24 Junio 09

Portada "El Occidental" 24 Junio 09

Escándalosa, amarillista, lejana de los valores informativos y carente de utilidad la publicación de El Occidental de la semana pasada es una muestra de la falta de compromiso social y el desconocimiento del papel que juega el periodismo entre los lectores que son muchos y muy diversos… La tarde del 24 de junio vi a una niña observando la portada, recorriendo con una mano el borde de la fotografía y con la otra apretando cada vez más fuerte el puño de su madre. ¿Se habrán imaginado esta escena el reportero, el jefe de información o el editor del diario? ¿Para quién escribimos?

Acerca de Sergio Rdgz

Periodista enamorado de lo que hace, de lo que le rodea, de la vida, de Ella... pero también ciudadano que se queja exige y piensa a modo de letras.
Esta entrada fue publicada en Medios que ni a cuartos llegan, Vagancia citadina y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Lo que menos necesitamos

  1. Pingback: Útil « mitadPERIODISTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s