Tarjeta Verde VS Boletito Rosa

Ye tengo mi “macrotarjeta” de descuento de estudiante, pero ya extraño mis transvales.

macrocardSR

Fue curioso, cuando llegué a la estación Mirador para tramitarla la chica estaba cotorreando con los elementos de seguridad del otro lado de la estación. Y cuando digo “del otro lado” me refiero a que a la chica le llevó más de cinco minutos correr hasta “mi lado”.

Al llegar le entregué mis documentos (original y copia de identificación de estudiante e identificación oficial) y le dije que quería tramitar la credencial. Ella dijo -Te voy a tomar una foto, pero… mhhh, bueno… ¡Ponte ahí!- y señaló un rincón donde hay un gabinete con controles eléctricos que afortunadamente está pintado de blanco, color que sirvió como fondo medianamente decente para mi foto.

Me “congelé” en el momento para que ella hiciera click en su cámara digital casi desechable y cuando esperaba la encandilada del flash, zas! La chica de las tarjetas abrió grande los ojos y me miró desconcertada -Ay no, se acabaron las pilas-. Por suerte, las baterias de mi grabadora fueron la misma medida y pudimos tomar la foto.

Al terminar el tramite le pregunté qué pasaría con los tradicionales boletitos rosas, los transvales, dijo que los aceptarían unas semanas más, pero tarde o temprano todos deberían tener su tarjeta verde o comprar una de las normales. Ambas cuestan $15 pesos.

Por cierto, no borré mi nombre, así salió la impresión pero según la chica de las tarjetas –Lo que importa es la foto-. Foto que por razones de ociocidad y sugestión cibernética sí distorsioné a la mitad.

Niños de 6 a 11 años, estudiantes (primaria, secundaria, prepas, universidades, SEP y UDG), maestros (SEP y UDG), discapacitados, pensionados y personas de la tercera edad, pueden adquirir este tipo de tarjeta de descuento. Chequen los requisitos para obtener la tarjeta de descuento personalizada: AQUÍ

Anuncios

Acerca de Sergio Rdgz

Periodista enamorado de lo que hace, de lo que le rodea, de la vida, de Ella... pero también ciudadano que se queja exige y piensa a modo de letras.
Esta entrada fue publicada en Vagancia citadina y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s