Ocotlán, para reencontrarse con las delicias del pasado

Es inútil negar que Ocotlán ya forma parte de mi historia personal durante dos años viviendo de manera intermitente ahí, les he contado historias sobre sus esquinas, sobre los dilemas existenciales que ahí surgen y las personas que ahí conocí.

Hoy les contaré de mi reencuentro con dos productos que ya había olvidado que existían.

Miércoles 7 de la mañana, la intensa clase de tres horas seguidas está por iniciar y el estómago vacío obliga a ir al Okis (versión ocotlense del Oxxo) por un café y algo para “engañar a la lombriz”. Voy, tomo el café y estiro el brazo rumbo a unos Submarinos, de pronto… un paquetito que dice: “Twinky”, desvía mi atención y ¡guau! es el legendario pastelito del “jingle”: Twinky, Twinky Wonder, te da mucho más sabor… En vivo y a todo color frente a mis ojos… Lo tomo, Café americano y Twinky, no necesito nada más para empezar el día (Tal vez sea hora del medicamento homeopático pero eso no es prioridad).

Un análisis subjetivo del regreso del Twinky:
-Es más suavecito en comparación con su competencia directa (Submarinos)
-Tiene un dulce aroma a chocolate y sabor no empalagoso que de verdad se antoja
-Además por aquello de la buena alimentación, dice que está “adicionado con vitaminas y minerales”.

Y si algo hiciera falta “Twinky regala Twinky”. En mi empaque se lee “Ganaste un Twinky de chocolate”. ¡Eaaaaaa! ya tengo el desyuno del próximo miércoles.

Si lo anterior no fuera suficiente… ¿Recuerdan el Tín Larín? Pues también está de regreso en Ocotlán, $2 pesos cuesta el viaje a la melancolía de cuando eramos niños y disfrutabamos los 10 centímetros de galleta con chocolate envueltos en papel color amarillo. verde y rojo.

Ahhhh tantos recuerdos…

Para seguir recordando y saboreando con añoranza les recomiendo Delicias Extintas en Dixo.com

Acerca de Sergio Rdgz

Periodista enamorado de lo que hace, de lo que le rodea, de la vida, de Ella... pero también ciudadano que se queja exige y piensa a modo de letras.
Esta entrada fue publicada en Vagancia citadina, YO-amarillo-YO y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Ocotlán, para reencontrarse con las delicias del pasado

  1. Fco. dijo:

    También en Ocotlán encontré el sugún extinto Choco Paquín!!!
    Si encontrará de nuevo un Flippy moriría feliz!!

  2. =) ayyy que suspiros…
    me agrada 🙂

    me imagiino que eres de mi generación porque recuerdo con añoranza el twinky y el tin larin jajaja

    yo quiero mis pizzerolas y mis abejitassss jiji
    saludos!!

  3. Alma dijo:

    Por favoooooooooooooorrr yo muero por un flipy =( oye Sergio Rdgz un super mega favooorrrr dime en ke oxxo (u Okis como le dices) encontraste los Twinky por favor por favor por favor =( necesito uno con ugencia de preferencia de chocolate por favoooooooooorrrr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s