51, 50…

Los últimos meses del año por lo regular son los más moviditos, y la ansiedad por terminar de aplicar lo escrito en la lista de propósitos-buenosdeseos de este año no se hace esperar. Y no quiero alarmarlos pero… ¡estamos a punto de cambiar de agendas! Se muere al año.

Los cincuenta últimos días del 2008 estarán repletos de las listas de “Lo más ____ del 2008”, “Lo menos ____ del 2008”, “Lo regularsón de 2008” y quién sabe que otras ocurrencias de los medios. Ya me toco ver la primera, es de la revista Time sobre los mejores inventos de 2008 y no está “tan pior”. ¿Saben quién es Anne Wojcicki? Pista: Sergey Brin. Cuando lo descubran sólo podrán decir: ¡Qué par!

Por mi parte haré el resumen anual ahora y con esto evitaré ser parte de la masa reflexiva de los últimos días.

5150

Dos mil ocho marcó mi vida. Aprendí de la vida, pero sobre todo de la muerte. El año no empezó bien, lo decía en mi anterior blog (que por cierto también murió), pero jamás imaginé que con el paso de los meses se complicaría hasta experimentarlo en carne propia. “La muerte también es ley de vida, qué le vamos a hacer”, “Lo siento mucho”, “Puedes contar conmigo siempre”, “Mi mas sentido pésame” frases que dije y escuché, tantas veces como nunca antes durante el año y que tienen tanto valor como estimación que entre las personas existe.

Muerte entre amigos, muerte en mi familia, muerte en la ciudad, el país sangrado y herido. Atentados, accidentes, enfermedades, la naturaleza de la vida… para los dolidos ninguna explicación es válida, la muerte llega y ya.

Debo decirles que por todo lo vivido en este año hoy no tengo miedo a morir, quisiera estar por siempre con mis chicas (Elisa, Mariela, Belén, Stephanie), con mis Amigos y Amigas (así con mayúscula, ustedes saben quienes son) pero hoy, lo que he vivido con ustedes me hace feliz, si estamos en 2009 y si sigo escribiendo en 2009 agradeceré a la Vida y si no, sonreiré porque sucedió y seré feliz recordando.

Ninguna muerte llega en el momento correcto. Pero ¡ah! eso de los aviones.

Me alegra escribir cincuenta días antes de cambiar calendarios y agendas, había pasado por unas semanas de apatía por este espacio, ahora que lo he retomado quiero brindar con cada lector por el día de hoy, tan simple y común como cualquier otro martes, pero que para mi es el inicio del fin de año. ¡Feliz vida a todos!

Acerca de Sergio Rdgz

Periodista enamorado de lo que hace, de lo que le rodea, de la vida, de Ella... pero también ciudadano que se queja exige y piensa a modo de letras.
Esta entrada fue publicada en Ella, YO-amarillo-YO y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 51, 50…

  1. Zaira dijo:

    jeje me encanta tu nueva forma de ver la vida, la verdad siempre hay que ser positivos y esperar lo mejor de la vida, nunca sabes cuando te puede pasar algo que te cambia la vida, por esa razón siempre es bueno disfrutar TODO lo que hagamos

  2. Pingback: Gracias « mitadPERIODISTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s