Imagínenlo pachecos

Jueves a la media noche, la ciudad media aquella de la que tanto les cuento está muerta.
La cena fue pastel de chocolate, jugo de manzana y media taza de leche. Me pregunto si el menú tendrá algo que ver con lo que sigue.
La Hewlett Packard (televisión, no computadora) brillaba en la “sala” desde la hora de Los Simpson, hasta que iniciaron los telejuegos. Al inicio no tenía mucha de nuestra atención pero poco a poco el acento extraño de la conductora que oscila entre el estilo español, latino-en-miami, y un tanto de alcohol de por medio fue metiendose entre la conversación del final de día. Nos ganó.
Al poco rato toda la atención estaba puesta en la “caja idiota” y es que aunque en general considero que la programación nocturna de la televisión (por lo menos la que me llega) es una lástima, ese día los “telejuegos” de verdad estuvieron emocionantes. Explico un poco la dinámica prescindiendo, por el momento, de la parafernalia que caracteriza a estas emisiones.
Una tabla para llenar con palabras de 5 letras cada una que tienen que empezar con “P” y terminan con “O”, la única regla no repetir letras en ninguna columna (a excepción de la P y la O, claro está).

Así estaba la tabla:
PRIMER PARTICIPANTE ELIGIÓ: P-O-L-L-O
SEGUNDO PARTICIPANTE ELIGIÓ: P-I-A-N-O
TERCER PARTICIPANTE ELIGIÓ: P-E-R-R-O
CUARTO PARTICIPANTE ELIGIÓ: P-L-O-M-O
QUINTO PARTICIPANTE ELIGIÓ: P-A-S-T-O
RESPONDER ÉSTA VALÍA 10 MIL: P-?-?-?-O

Para el primer participante fue fácil, para el segundo también; del tercero en adelante creo que hubo de pensarle un poco más… Pero cuál es la sexta opción?

Pasaron unos segundos, no hubo respuesta ni en la tele, ni en la “sala”.

Nos mirábamos, con cara de “qué juego tan pendejo”, “dame unos segundos y yo te doy la palabra”, “lo resuelvo en tres patadas”. Al analizar la situación nos dimos cuenta que en realidad era más difícil de lo que creíamos y esas caras se tornaron complicadas. Mientras hacíamos ese esfuerzo mental por tener la respuesta. La chica telejuegos nos bombardeaba con crecientes ofertas de dinero *asteriscos de servicio celular, números cero uno novecientos y amenazas de que era la última oportunidad para ganar dinero fácil.

La cosa se puso más fea cuándo se sumó un bip repetitivo y agudo que taladraba los oídos de cualquiera, el oído atacado.

El controlador de cámaras de esa producción barata se volvió loco y empezó a hacer cambios de tomas entre cerradas y en movimiento, cerradas y en movimiento, cerradas y en movimiento, cerradas y en movimiento, cada vez más rápido. La vista atacada.

El teléfono con tiempo aire recién comprado y suficiente para hacer caso a la peculiar chica de la tele que invitaba a marcar. Los botones de asterisco y los cinco números siguientes con una textura y suavidad increíbles. El tacto atacado.

Para que decir más, tres de cinco sentidos al borde de la desesperación, diez mil pesos en juego y la ansiedad de no encontrar esa “palabra pendeja” que llevaba en la cuarta fila del concurso.

Mientras tanto unos rodabamos por el suelo de la sala mientras otrAs nos veian haciendonos sentir mas estúpidos de lo que ya eramos. Todo estaba terminando.

El fin del tiempo para llamar llegó, no teniamos la respuesta, no llamamos. La llamada afortunada(y los 10 mil) eran para alguien más. Todo se había complicado y ahora creo que los telejuegos pueden ser tan emocionantes como: (ponga su momento emocionante aquí).

Todo termino tan fácil como despedir el programa, invitar al público noctánbulo a la siguiente emisión y dejar sin resolver la gran duda de esa palabra que aún hoy em sigue atormentando. Mucho peor es pensar que no era la última palabra por resolver sino que las líneas libres eran dos.

Eso sí como ya lo dijo El Muñecón, es una lástima que la tele nocturna sea un asco habiendo tanta gente que nos desvelamos y pretendemos encontrar algo bueno en la “caja idiota”. A veces esperamos que la caja idiota no lo sea tanto.

Si no me creen que la tele nocturna sea un asco, les dejo esto:

Y si por el idioma no lo entendieran (sí como no), va en spagnolo:

Saludos a QR, Darp y Javier TierraNatal, los dos primero parte de la historia de jueves en la noche, el tercero último lector confeso de estas letras.

Acerca de Sergio Rdgz

Periodista enamorado de lo que hace, de lo que le rodea, de la vida, de Ella... pero también ciudadano que se queja exige y piensa a modo de letras.
Esta entrada fue publicada en Medios que ni a cuartos llegan y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Imagínenlo pachecos

  1. Sergio Teko dijo:

    Estimado Tocayo despues de quebrarme la cabeza un poco tengo la palabra que encaja a la perfeccion ,

    PRESO … esa es la respuesta que nos daria los 10 mil pesotes

    JAJA saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s